Defensa cmapeón(Radio GBA / Lean Suárez / Foto: Los Halconcitos) La Sexta División de Defensa y Justicia logró en la mañana de hoy el máximo objetivo y consiguió el tan ansiado título tras vencer en una final muy aguerrida a Quilmes en el estadio Centenario con gol de tiro libre de su joya: Nicolás Fernández. El equipo disputó el partido como una final y dio la vuelta olímpica ante más de 300 personas, de las cuales al menos 100 almas eran varelenses. Así, los pibes de la Sexta fueron campeones invicto -es la categoría más consolidada del as inferiores del Defe- y dieron la vuelta olímpica en cancha de Quilmes, su archirival de siempre, reviviendo lo ocurrido por la Primera en 1997 en el último ascenso a la B Nacional, aunque en aquella oportunidad el estadio Centenario fue escenario neutral de las finales ante Tristán Suárez.

Esta mañana, se disputó la final del Torneo Competencia organizado por la Asociación del Fútbol Argentino -AFA- en el estadio Centenario Dr. José Luis Meizner. Allí, Defensa y Justicia visitó a su par de Quilmes ante un buen marco de público, teniendo en cuenta los más de 300 espectadores, aunque la buena capacidad del estadio cervecero hicieron perderse en la geografía de las tribunas.SAM_1201

El primer tiempo se tornó muy parejo, con Quilmes en la iniciativa de ataque, pero siendo poco punzante y, con el “Halcón” buscando el partido y apostando al ataque por ataque. Así, los locales se dejaron llevar por los nervios y comenzaron a cometer infracciones cerca de su propia área. De esa manera, Nicolás Fernández abrió la cuenta para los de Juan Acuña: 3/4 cancha, casi en el vértice izquierdo del área, ejecutó con mucho efecto y la pelota se cerró entre el ángulo y el palo más lejano del arquero quilmeño que nada tuvo por hacer. A partir del 0-1 Defensa comenzó a dominar los tiempos de juego y supo defenderse bien con Lucas Alferez a la cabeza, ya que el 2 sacó todo lo que amenazó a su arquero: ¡limpió, barrió y repartió! El mendozino lo jugó como debía disputarse un partido así. En ese sentido, sobre el cierre de la primera etapa ambos clubes dieron lo mejor de sí y concluyeron muy igualados desde lo futbolístico, pero allí se vio lo mejor de la nublada y fría mañana de Quilmes.

En el complemento, los dos combinados salieron con actitudes completamente diferentes a lo visto en el primer tiempo. Por el lado de Quilmes, un equipo decidido a empatar, pero que careció de contundencia permanentemente. En frente, Defensa arrancó sin ideas y así continuó a lo largo del partido, pero tuvo ese espíritu colectivo que lo llevó a dicha final y eso consolidó más el 0-1 a su favor. Asimismo, el cotejo contó con un arbitraje paupérrimo, ya que tuvo un juez que quiso ser protagonista y expulsó al delantero Marcos Escobar -determinante de 3/4 cancha hacía adelante-por un supuesto codazo al rival. Defensa jugó un largo segundo tiempo con 10 hombres, con desventaja en cantidad de jugadores como aquél 2-2 en el Polideportivo de La Capilla y también frente al “Cervecero” (ver nota).

Defensa no levantó cabeza desde lo futbolístico, pero en lo colectivo le aguantó a un Quilmes muy técnico que buscó el arco de Facundo Barrios, pero sin efectividad, ya que nunca le exigieron al carismático arquero varelense.

Finalmente el “Halcón” lo terminó jugando con pura garra y compañerismo y, consolidó el gran juego que venían demostrando ante todos sus rivales. Defensa y Justicia se consagró campeón en la sexta división y deja un mensaje claro: ¡Hay equipo y hay futuro!

* El lunes al mediodía el análisis y nota a Lucas Alferez en “La Tira Del Halcón” por Radio gran Buenos Aires 96.5 o www.radiogba.com.ar

Una Respuesta

  1. ALFONSO

    HOLA AMIGOS QUIERO DECIRLES QUE FUE UN LINDO PARTIDO Y POR MAS QUE SEA UN CLASICO LA GENTE DE QUILMES SE PORTARON MUY BIEN CON LAS PERSONAS QUE FUERON A VER EL PARTIDO

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.