img_2313(Prensa Fecootraun/ Prensa CNCT) El Presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, visitó la sede de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo -CNCT- que preside el varelense Christian Miño, con el objetivo de debatir sobre el marco jurídico del sector y la necesidad de conformar un Ministerio de Cooperativas. “Me parece que es sumamente necesario en la etapa que está atravesando el país, y es casi inevitable que en Argentina exista un Ministerio de Cooperativas. Es casi inevitable, porque no hay forma de hacerle frente a un proceso de concentración tan agresivo como el que se está dando, si no es a través de la institucionalización del movimiento cooperativo” comentó. Además agregó que “Argentina tiene un desarrollo importantísimo en materia de cooperativas, pero se han diversificado los objetos y los intereses del tratamiento, yo creo que el país va hacía la consolidación de cooperativas”.

También estuvieron los diputados nacionales Gastón Harispe, Oscar Romero (quien además es dirigente de SMATA) y Andrea García. Domínguez expresó que “Argentina tiene un desarrollo importantísimo en materia de cooperativas, pero ha diversificado sus intereses. Yo creo que vamos hacia la consolidación de un Ministerio de Cooperativas y un banco de financiamiento. Porque no hay forma de hacerle frente a un proceso de concentración tan agresivo como el que se está dando sin pasar por la institucionalización del movimiento cooperativo. Y también hay que generar una ley específica por cada uno de los sectores cooperativos. Para nosotros sería extraordinario llevar este debate al Congreso de la Nación, para encontrar un marco de seguridad jurídica y que no se pierda lo que ha pasado en la última década”.

Por parte de la Cnct, estuvieron el presidente Christian Miño, el vicepresidente Alberto Rosa, el secretario José Sancha, el tesorero Oscar Páez y el protesorero Fabio Resino. Se sumaron al debate las federaciones de Cooperativas de Trabajo de Florencio Varela, Ensenada, La Matanza, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Manuel Belgrano, Facta, Fecooaport, Fecootra, CTA, Red Textil, Red Colmena y Fadiccra.

Julián Domínguez expresó que “la Argentina tiene mucho más para dar, el tema es cómo se define ese proceso de acumulación. El Estado es una parte, pero no puede solo. El movimiento obrero fue una estructura que permitió establecer la relación de fuerzas. Hoy yo veo que el gran actor y socio del Estado es el cooperativismo. Hay que convertir al movimiento cooperativo argentino en una política de Estado. Para que la Argentina se pueda consolidar hace falta un movimiento cooperativo fuerte, pero no solo como un sistema de contención social, sino como una nueva cultura de organización económica y política”.

Finalmente, los legisladores compartieron un asado con un centenar de cooperativistas de la Confederación.

La lucha nacional

Por otra parte, Domínguez se refirió al rol del cooperativimo en el marco de la disputa política por un proyecto nacional y popular: “el cooperativismo es una forma de explicar el proceso de organización social y el modelo de acumulación que queremos para los próximos tiempos. Y hay que prepararse para dar la pelea. Si nosotros no lo hacemos por nosotros, no lo va a hacer nadie. Si viene el neoliberalismo no va a haber Cristo que nos pueda detener. Son un nuevo actor que, en la medida que lo podamos consolidar con leyes, va a ser muy difícil volver para atrás. Los derechos adquiridos no son logros de un gobierno, son adquisiciones de un pueblo. Esta es una etapa de lucha. Hay que salir a defender lo que aspiramos. Lo alcanzado, alcanzado está. La pelea es por lo que viene”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.