(Claudio Blanco) Perdió y sin lugar a discusión alguna. Empezó tocando a lo “Defensa” y empujando a Huracán contra su arco, pero apenas el Globo asomó con su primer ataque, el Halcón dejó al desnudo sus imperfecciones defensivas. Así, el sector ofensivo derecho del local resultó por momentos imposible de poder parar, a tal punto que al minuto 14 Romat o quiso tirar un centro o quiso hacer lo que fue: un soberbio remate al poste izquierdo, el primer palo de Gaby Arias.  Y luego, un lateral que hizo 2 veces el mismo jugador desde la banda derecha (se le piantó la pelota de las manos como a un bebé primero) terminó en los pies de Mariano González que pasó a los defensores varelenses como conitos de entrenamiento y reventó la red. Suficiente el 2 a 0 como para que, de ahí en más, los tiempos del partido los domine Huracán.

Huracan 2 - Defensa 0_RomatTras el primer gol, Defensa fue otro. A los errores en el fondo, se le sumó la carencia de precisión en los pases y todos empezaron a correr detrás de una pelota que se paseaba por los botines de los jugadores quemeros. Además, cada vez que un remate de Rivero o Stefanelli, Bouzat, Castellani o cualquier otro se colaba rumbo al arco local, el arquero Marcos Díaz respondía de manera brillante, tanto que fue loa figura dl partido.

Los minutos se consumían, y aún con Elizari, Ríos y Kaprof en el campo de juego la cosa no mejoraba. Podía estar el Halcón jugando 24 horas más que el gol se le negaría en el estadio Tomás Ducó.  Huracán logró mantener el triunfo y manejar la diferencia con una firme doble línea de 4 que resultó impenetrable para Defensa y Justicia y, si lo lograba, Díaz se encargaba del resto.

Fue un triunfo muy festejado por el local, que de esa manera trepa en la tabla de Promedios, más aún teniendo en cuenta que le restó puntos en esa misma senda al equipo de Beccacece que ahora espera revancha ante Independiente, en día aún a confirmar. Defensa perdió, pero no deberá ello desalentar un trabajo que se viene desarrollando de manera positiva. Se vienen ahora semanas históricas en la corta historia futbolística del club, porque a Independiente, se le suma Boca en la Bombonera (otra vez) y Sao Paulo, por la Copa Sudamericana. Ni más, ni menos. Impensado todo desde aquellos años de gira por Laferrere, Cañuelas, Midland, San Miguel, CADU, Armenio y tantos otros. Eso sí, en todos esos estadios y muchos más del ascenso éste cronista trabajó mucho más cómodo que en la obsoleta infraestructura del viejo Palacio Ducó.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.