(Radio GBA / Prensa MQ) Los bares y restaurantes de Quilmes deberán nuevamente limitarse a atender al público con mesas en las calles y veredas, ya que por el aumento de casos de COVID-19 la municipalidad tomó la decisión de prohibir la concurrencia en lugares cerrados. De esta manera, bares y restaurantes podrán colocar sus mesas y sillas en determinadas calles que serán peatonales desde las 19 a las 00 hs.

Por otro lado, no se permitirá la apertura de locales bailables, la utilización de patios internos de locales gastronómicos, y se restringirá el uso de los salones de fiesta.

Desde el municipio, se informó oficialmente que “ante el aumento de contagios, llamamos a la responsabilidad individual y colectiva, al tiempo que con el objetivo de hacer cumplir todos los protocolos y cuidados existentes, duplicaremos los controles en los bares y restaurantes.

Quienes no cumplan con el “no aforo” y las medidas de distanciamiento podrán ser apercibidos con fuertes multas hasta cierres temporales, se aclaró.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.