a-camacho(Radio GBA/Foto: Leo Lettiere) Luego de realizarse los respectivos estudios que le asignaron, el oriental confirmó éste mediodía en “La Tira Del Halcón” al aire de Radio Gran Buenos Aires 96.5 que le diagnosticaron una rotura fibrilar, por lo que se quedará, al menos, por 20 días fuera de los campos de juego. En base a eso se lamentó “me amargué mucho cuando me lesioné, porque estuvimos esperando el arranque del torneo con muchas ansias, entrenamos casi por un mes y eso es lo que te da un poquito de impotencia y amargura”.

El uruguayo Washington Camacho llegó a Defensa como enganche y, por sus características Diego Cocca prefirió probarlo sobre la banda izquierda y, ¡vaya que rindió! Fue de lo más regular del equipo en el primer semestre. No es de lesionarse a menudo, y más allá de que se sintió bien físicamente a lo largo de la pretemporada, al igual que Javier Báez sobre el cierre de la misma el cuerpo no les respondió. La cuestión es ¿cómo te lesionaste Camacho? “Estábamos haciendo un reducido y en una jugada giré queriendo arrancar para recuperar una pelota y ahí sentí el pinchazo, traté de parar enseguida porque me dí cuenta de que me había lesionado. Hoy con los estudios en la mano me confirmaron la lesión. En la ecografía salió que tengo una pequeña rotura fibrilar, lo que sería un pequeño desgarro. Voy a tener para unas tres semanas, con suerte serían 18 días” sostuvo en dialogo con Claudio Blanco, Miguel Ramírez y Leandro Suárez en “La Tira Deportiva del Halcón”.

Luego, fue más optimista y agrego que “el doctor me dijo que por donde es el lugar de la lesión, puede que el plazo se acorte a 15 días, pero bueno siempre ponen una fecha estimada de 20 días”. A eso tiró: “Nos sorprendió la lesión porque siempre me sentí bien en la pretemporada y fue extraño, porque no soy de lesionarme. Me amargué mucho cuando me lesioné, porque estuvimos esperando el arranque del torneo con muchas ansias, entrenamos casi por un mes y eso es lo que te da un poquito de impotencia y amargura, pero la verdad es que ya pasaron dos días y ya estoy un poco mejor de ánimo, ya sé que falta menos para volver y espero que mi ansiedad por querer jugar me haga pasar más rápido la lesión”.

Finalmente dejó en claro que “me parece que aún no hay jugadores indiscutidos, siempre hay que ganarse un lugar, mis compañeros han demostrado que estamos todos al mismo nivel”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.