(Radio GBA) El paso de Defensa por Brasil dejó eliminado a São Pablo en el mismísimo Morumbí y a los hinchas del Halcón con la emoción y el llanto a flor de piel y una transmisión internacional impecable de La Cadena Verdeamarilla del Gol, por Radio Empresaria y nuestra Radio Gran Buenos Aires que durante 48 horas cubrió toda la presentación del equipo en la revancha de ésta primera fase de la Copa Conmebol Sudamericana. El partido terminó 1 a 1 y, tras el 0 a 0 en la cancha de Lanús, el gol de visitante clasificó a Defensa a la siguiente instancia y aumentó aún más la herida futbolística del equipo paulistano.

En Varela, la gente escuchó la transmisión radial desde el miércoles, con Claudio Blanco y Gustavo Moyano en el Morumbí, el jueves al mediodía desde la concentración del equipo en Brasil y, desde las 19, una Gran Previa de casi 3 horas que terminó en emoción y fiesta hasta avanzada la medianoche. En la cancha, el equipo de Sebastián Beccacece no pudo sintonizar el partido al inicio, y es por eso que en tan solo 5 minutos São Pablo tuvo un gol anulado y la primera conversión de la noche, con un soberbio remate de Thiago Mendes, que cambió el libreto que tenía el Halcón y que imaginaban las almas presentes en territorio paulista y los que lo sufrieron desde acá. Por suerte, 5 minutos después, Jonás asistió Ríos con un pase desde la derecha que el 11 varelense no captó, pero al rebotarle la pelota en su cuerpo, le quedó servida a Castellani que con un fuerte remate dejó sin reacción al endeble arquero local. De allí en más, el partido se equilibró y, de apoco, el Halcón empezó a dominar el juego, aún sufriendo en más de una vez los embates desde las puntas o con pelota detenida por parte de los atacantes del Tricolor.

La segunda etapa presentó a un  Defensa y Justicia con un planteo inteligente que neutralizó las aspiraciones del local, ante un Morumbí que presentaba un enorme silencio, con la dulce melodía de las mil 500 voces al unísono cantando por el Halcón.

Hacia el final, una nueva y certera falta de Alexander Barboza propició un tiro libre y su expulsión, por doble amarilla. Tras la ejecución, otro tiro de esquina ya en tiempo de descuento y luego el esperado final ¡Defensa y Justicia había dejado afuera de la Copa Sudamericana a São Paulo y toda su casi centenaria historia copera! Llantos, abrazos, gritos, recuerdos ¡Alegría pura!

El lunes recibe a Quilmes, en Varela, con el condimento de ser un clásico y a sabiendas de que necesita los puntos para despedirse definitivamente de la temida zona del descenso, esa misma que es la mayor amenaza del equipo Cervecero. Si tras ese partido y el del domingo siguiente, también con los Albos, Defensa sale victorioso puede dejar a su adversario más clásico con un pie en la B Nacional. Pero esa será otra historia. Ahora a disfrutar la nueva marca gloriosa en las pocas décadas de vida del club.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.